Mecanizado de hierros fundidos

Los hierros fundidos, que componen el grupo ISO K, son composiciones de Fe-C con un porcentaje relativamente alto de Si (1-3). Son materiales de viruta corta con buen control de viruta en la mayoría de las condiciones, aunque su maquinabilidad varía. Elementos agregados como Cr (cromo), Mo (molibdeno) y V (vanadio) forman carburos, que aumentan la resistencia y la dureza pero reducen la maquinabilidad. Todos los hierros fundidos contienen SiC, que es muy abrasivo para el borde de corte.

Hay 5 tipos principales de hierro fundido. Aunque todos pertenecen a la familia de hierros fundidos, la gama de propiedades y aplicaciones significa que es muy importante elegir el revestimiento de herramienta adecuado, algo que los ingenieros de Ionbond estarán felices de discutir con usted.

Fácil de mecanizar:

  • Hierro fundido gris (GCI)
  • Hierro fundido maleable (MCI)

Más difícil de mecanizar:

  • Hierro fundido nodular (NCI)
  • Hierro grafito compactado (CGI)
  • Hierro dúctil austemperado (ADI)

La fuerza de corte específica de los hierros fundidos se sitúa entre 790 y 1350 N/mm². El mecanizado a velocidades más altas, especialmente de fundiciones con inclusiones de arena, crea un desgaste abrasivo.

NCI, CGI y ADI requieren una atención adicional, en comparación con GCI normal, debido a las diferentes propiedades mecánicas y la presencia de grafito en la matriz.

Los hierros fundidos se mecanizan tradicionalmente en seco, pero también pueden utilizarse en húmedo, sobre todo para reducir al mínimo la contaminación por polvo de carbón y hierro. Asimismo, se dispone de grados que se adaptan a las aplicaciones con suministro de refrigerante.


Ejemplos de aplicación