Moldeo por inyección de plásticos

El endurecimiento de los bordes de los moldes de inyección de plásticos es una aplicación cada vez más frecuente del endurecimiento por rayo láser. Esto se ve impulsado por el deseo de alargar cada vez más la vida útil de los moldes, que pueden llegar a pesar hasta diez toneladas. El endurecimiento por láser también reduce las rebabas indeseables presentes en los productos, que pueden producirse como consecuencia del desgaste causado por las altas presiones de inyección (ca. 1000 bar) y el uso de medios abrasivos y masillas. El endurecimiento por láser de tales moldes de inyección de plásticos es preferible al endurecimiento por llama o por inducción debido a su mayor flexibilidad al tratar con formatos complejos y tamaños grandes.