Forja en frio

Los beneficios de los procesos de forja en frío son importantes. Permiten mayores velocidades de procesamiento, reducen el uso de materia prima y dan como resultado un mejor acabado superficial del producto. Sin embargo, las herramientas utilizadas en estos procesos están sometidas a altas tensiones de contacto aplicadas a gran velocidad, lo que puede reducir la vida útil y la productividad de la herramienta. Los recubrimientos de PVD Ionbond, con sus propiedades de resistencia a la fatiga y al rozamiento de alto impacto, pueden mejorar significativamente la vida útil y la productividad de la herramienta.