Superficies interiores

Una de las limitaciones de las tecnologías de deposición física y química de vapor asistida por plasma (PVD y PACVD) es su incapacidad para depositar recubrimientos en superficies interiores, como agujeros y cavidades con una elevada relación de aspecto. Sin embargo, la tecnología de deposición química de vapor (CVD) permite recubrir superficies interiores de longitud y aspecto prácticamente ilimitados. Esto se consigue mediante la gestión de los flujos de gas reactivo, una técnica que dominan los ingenieros de Ionbond en muchos productos diferentes. Se pueden producir recubrimientos de alta calidad como TiN, TiCN, ZrN o Al2O3 en diámetros interiores de diversas geometrías, tamaños y longitudes. El proceso CVD es especialmente amigable para los aceros austeníticos (serie 300), que no se ven afectados por las altas temperaturas del proceso de deposición. Otros materiales pueden necesitar o no un tratamiento térmico adicional tras su transformación, en función de los requisitos de la aplicación y de su composición. Los ingenieros de Ionbond han desarrollado varias soluciones para proteger con éxito los DI contra el desgaste y la corrosión con recubrimientos producidos con CVD.