Sistemas de almacenamiento de energía

La creciente dependencia mundial de las energías eólica y solar también ha aumentado la necesidad de contar con posibilidades de almacenar la energía generada, ya que los niveles de consumo y generación pueden variar drásticamente a lo largo del tiempo y no se pueden gestionar fácilmente.

La mayoría de los sistemas modernos de almacenamiento, además de las baterías, utilizan algún tipo de dispositivo mecánico para acumular o suministrar energía. En un sistema de volante, por ejemplo, un dispositivo mecánico giratorio almacena energía de rotación. El almacenamiento de agua por bombeo requiere bombas eficientes para propulsar grandes cantidades de agua. Incluso los sistemas de almacenamiento de energía térmica dependen en última instancia de dispositivos mecánicos para recuperar la energía eléctrica almacenada.

Todos estos sistemas pueden beneficiarse enormemente de los recubrimientos Tribobond™ para proporcionar:

  • Mayor longevidad de los componentes mecánicos como juntas, paletas, impulsores y pistones
  • Disminución de la pérdida por fricción en todas las etapas de conversión de energía, mejorando la eficiencia del almacenamiento
  • Protección contra la fragilidad y la permeabilidad del hidrógeno en los sistemas de almacenamiento que lo contienen